La última vez que actué dirigido por el ego, me fue muy mal. Mi mente era el cuadrilátero en el que dos ideas antagónicas se enfrentaban: una fuerte necesidad de contar con la dirección de Dios y el deseo de destacarme por encima de mis compañeros para que reconocieran, en voz alta, mi brillantez e inteligencia. 

Mientras oraba: «Señor, dame sabiduría y palabras», también pensaba: «Necesito demostrarles cuánto me necesitan». Al final, el deseo de que mi nombre recibiera gloria silenció la voz de Dios en mí y le ganó la partida a mi esperanza de ser guiado por él; así pasé una de las mayores vergüenzas de mi vida adulta. 

Pero no todo fue en vano, mi orgullo quedó pisoteado hasta lo sumo y aprendí que el ego es uno de mis peores consejeros. 

En algún momento llegué a pensar que debía haber reprendido al diablo por influenciarme a quitarle la gloria a Dios y llevármela yo, pero entendí que mi enemigo no estaba fuera de mí sino dentro. 

Ahora me pregunto, ¿qué habría pasado si las cosas hubieran salido como yo quería?, ¿si hubiera recibido el aplauso, reconocimiento y alabanza que esperaba? Me gustaría decir que le hubiera dado la gloria a Dios, porque es lo que esperan que diga, pero honestamente no habría sido así. 

Después Dios me recordó lo siguiente: «¿Quién te distingue de los demás? ¿Qué tienes que no hayas recibido? Y, si lo recibiste, ¿por qué presumes como si no te lo hubieran dado?», 1 Corintios 4:7. Si en esa situación hubiera recibido la admiración que deseaba, habría presumido de mis grandes ideas, talento y elocuencia, pero aun si hubiera demostrado esas habilidades, éstas no habrían sido siempre mías sino que habrían sido dadas por él. 

Si hay algo que requiere humildad, es recibir un regalo. Nos da pena que nos bendigan, nos da vergüenza que alguien, que no está obligado a hacerlo, nos dé algo. Nuestro ego debe ser reducido para ser agradecidos y disfrutar lo que otros han decidido darnos y que antes no teníamos.

Pasa lo mismo con Dios, si no tenemos nada que él no nos haya dado, ¿qué sentido tiene presumir de cualquier cosa que alcancemos o tengamos? 

Para cada situación, un versículo, el dominio del ego no es la excepción: 1 Pedro 5:6 dice: «Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo». 

Entonces, el antídoto contra el deseo de enaltecernos a nosotros mismos es la humillación. Es la mejor manera y la más segura de ganar la batalla contra ese enemigo interior llamado ego. Si lo hacemos, Dios promete exaltarnos, pero no cuando a nosotros nos parezca, sino cuando él considere que estamos listos para recibir reconocimiento sin que se nos olvide que no es nuestro sino de él, que no es un regalo de hombres sino que es Dios mismo quien nos enaltece. 

Para derribar nuestro ego, el secreto es pasar más tiempo humillados delante de Dios que tratando de promovernos. El ego arruina nuestra vida porque nos impide escuchar la voz del Espíritu Santo. Entonces quedamos a merced de lo que podemos hacer por nuestra cuenta. 

Vivir humillados requiere que, en cada cosa que hagamos, reconozcamos que necesitamos su dirección, pero también, que aceptemos que dentro de nosotros está el deseo es sobresalir por encima de los demás e incluso, por encima de Dios; sí, así de terrible como suena, pero es mucho peor ocultarlo y no aceptarlo delante del que todo lo sabe. 

Humillarnos también es recibir todo con gratitud y reconocer que, como lo dice la Biblia, todo nos ha sido dado, es un regalo. 

La vergüenza que mi ego me hizo pasar me hizo más humilde. Soy más consciente de que mi batalla no es solo contra el que está afuera sino que a veces se halla dentro. Entonces, como un sabueso bien entrenado, reconozco su aroma a egoísmo (que no es nada agradable para Dios) y prefiero andar con cautela sabiendo que mi deseo de reconocimiento está ahí pero no puedo alimentarlo. 

El ego no arruinó mi vida, solo una parte de mi día, que al final, me dejó muchas enseñanzas. No morí por la vergüenza, sobreviví a la pena y me perdoné por mi falta de humildad, la cual ejército todos los días cuando entiendo que el lugar más alto al que puedo llegar es estar humillado bajo la mano poderosa de Dios y que todo lo que logre no es más que un regalo que viene de la misma mano que me cubre.

SEGURIDAD Y PRIVACIDAD

Información al Consumidor

En nuestro sitio web podrás realizar la compra de tus productos y servicios con confianza, ya que disponemos de los más altos estándares para mantener la seguridad en tus transacciones. Además, mantenemos la privacidad de los datos que ingresas.

Seguridad de nuestro sitio web

  • Comprar a Través de nuestro sitio web es Cómodo, Fácil, Rápido y SEGURO.
  • Trabajamos con los más altos estándares y certificaciones internacionales de seguridad.
  • Contamos con la tecnología TLS / SSL y con un servidor certificado por una entidad de confianza (Amazon).
  • Toda la información ingresada en nuestro sitio se mantiene de forma estrictamente confidencial.

¿Qué Medidas de Seguridad Toma nuestro sitio web?

Contamos con la tecnología TLS (Transport Layer Security) que asegura tanto la autenticidad de nuestro sitio como el cifrado de toda la información que nos entregas.

Cada vez que compras un producto en nuestro sitio web y nos entregas información de carácter personal, sin importar dónde te encuentres, tu navegador se conecta a nuestro sitio a través del protocolo TLS que acredita que estás realmente en nuestro sitio web y en nuestros servidores (lo cual notarás con la aparición del código HTTPS en la barra de direcciones de tu navegador). De esta forma se establece un método de cifrado de tu información y una clave de sesión única.

Esta tecnología permite que tu información personal, como tu nombre, dirección e información de tarjeta de crédito sea codificada antes de tu transferencia para que no pueda ser leída cuando ésta viaja a través de Internet.

Todos los certificados TLS se crean para un servidor particular, en un dominio específico y para una entidad comercial comprobada.

Políticas de Privacidad

¿Qué Datos Solicita nuestro sitio web?

Información necesaria para la compra de un producto. Esto es nombre, apellido, dirección, teléfono, e-mail y datos necesarios de acuerdo al medio de pago escogido.

Eventualmente información sobre sus intereses y preferencias personales, todo con el fin de desarrollar nuevos productos y servicios.

Toda la información ingresada a nuestro sitio web se mantiene de forma estrictamente confidencial.

¿Qué Datos Conserva nuestro sitio web?

Conservamos tus datos personales, como nombre, apellido, dirección, e-mail y la historia de todas tus compras. Estos datos podrían ser utilizados para informarte, por ejemplo, sobre posibles ofertas y promociones. Nuestro sitio web NO conserva la información de tu tarjeta de crédito. Este sitio web usa Google Analytics Premium, un servicio de analítica web que provee Google Ireland Limited (“Google”). Google Analytics Premium usa “cookies”, que corresponden a archivos que se almacenan en tu navegador para recopilar información general de tu manera de usar el sitio web: páginas que visitas, dónde haces click, tiempo que permaneces en el sitio, edad, género e intereses, etc. Declaración de Privacidad: Es importante que sepas que CANZION GROUP LP no traspasará, bajo ninguna modalidad y a ninguna empresa que no pertenezca al grupo de empresas de CANZION GROUP LP, datos personales de las operaciones realizadas a través de este sitio web, y te asegura que estos serán manejados en forma absolutamente confidencial y conforme lo dispone la legislación vigente en materia de tratamientos de datos de carácter personal (para Chile Ley N° 19.628 sobre protección de la vida privada o protección de datos de carácter personal). Lo anterior no obsta a compartir tus datos con aquellas empresas con las que CANZION GROUP LP tenga alianzas o asociaciones comerciales, en la medida que lo hayas autorizado previamente y con el solo objeto de ofrecerte los productos, servicios y beneficios que tengamos para nuestros clientes. El cliente siempre tendrá derecho a requerir información de sus datos personales registrados y disponer la rectificación, eliminación y/o cancelación de estos datos cuando lo estime conveniente, en conformidad a la Ley N° 19.628 sobre Protección de la Vida Privada. La información generada por estas cookies sobre el comportamiento de los usuarios, así como de sus direcciones IP, es transmitida por el navegador hacia los servidores de Google en Estados Unidos y otros países. En nombre de nuestro sitio web Google usará esta información con el propósito de generar reportes sobre la actividad que ocurre en el sitio web, ofreciendo además servicios adicionales para el análisis del comportamiento de los usuarios. Las direcciones IP recopiladas por Google Analytics no serán asociadas con ninguna otra información que Google pueda tener almacenada en otros servicios. Asimismo toda información recopilada es general, de tal manera que conserva el anonimato completo de los usuarios que navegan por el sitio web. Tu puedes eliminar el uso de estas cookies de almacenamiento de información de manera voluntaria, en cualquier momento, a través de la configuración apropiada de tu navegador. Sin embargo debes tener en cuenta que esto podría provocar que no seas capaz de obtener todo el funcionamiento que este sitio web ofrece.